¿Por qué se requiere tanta información personal durante un KYC? Los particulares y las empresas se hacen esta pregunta a menudo.

El término utilizado en el sector de los pagos y en el mundo bancario es «procedimiento KYC». Se trata de un proceso necesario e indispensable para cualquier entidad financiera.

KYC, siglas de Know Your Customer, en español «conocimiento del cliente» (también se puede encontrar el término KYB, Know Your Business) se refiere a todos los procedimientos que permiten a los bancos y a las entidades de dinero electrónico como Treezor identificar a un cliente.

El procedimiento KYC, regulado por la legislación europea y nacional, garantiza la conformidad de una institución financiera con respecto a las obligaciones sobre la prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo (comúnmente denominados procedimientos AML/PBC-FT).

Objeto del procedimiento KYC

El procedimiento KYC consiste en comprobar la identidad de los clientes y garantizar su conformidad. Además, es un elemento esencial del mecanismo de vigilancia de Treezor. Este procedimiento contribuye a los siguientes puntos:

  • Prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.
  • Cumplimiento de la normativa fiscal.
  • Cumplimiento de las sanciones.
  • Cumplimiento de la regulación relativa a la lucha contra la corrupción.
  • Prevención de la usurpación de identidad.
  • Protección del interés del cliente.
  • Protección de la reputación.

Por lo tanto, la entidad de dinero electrónico debe recoger y analizar varios datos, de ahí que se solicite a los clientes que entreguen distintos tipos de documentos.

En este contexto, la entidad debe recoger algunos datos esenciales, entre otros:

  • Identidad del cliente: nombre, apellidos, dirección postal, correo electrónico, teléfono móvil.
  • Documentos legales: documento de identidad o pasaporte + justificante de domicilio de una antigüedad inferior a 3 meses.
  • Para una persona física: nombre, apellidos, dirección postal, correo electrónico, teléfono móvil, copia de un documento de identidad válido y de un justificante de domicilio de de una antigüedad inferior a 3 meses.
  • Para una persona jurídica: copia de un documento de identidad del representante legal, nota informativa mercantil  de una antigüedad inferior a 3 meses, copia de los estatutos, por ejemplo.
  • Vídeo en directo para comprobar que los documentos son correctos.
  • Vídeo en directo para comprobar que la persona que desea abrir una cuenta corresponde a la de los documentos presentados.

¿Quién se ve afectado por el KYC?

Los procedimientos KYC han evolucionado muchas veces, sobre todo debido a las directivas de la UE sobre servicios de pago DSP1 y DSP2, que permiten a nuevos actores, como las fintech, acceder a nuevos servicios.

Por ello, todos los actores financieros, como los bancos, los seguros, las fintech, así como las entidades de dinero electrónico como Treezor, se ven afectados actualmente por estas regulaciones.

La problemática de la prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo (PBC-FT) afecta a todos los proveedores de pagos desde la Directiva de 26 de octubre de 2005. Todas las propuestas fueron recogidas en la 4a directiva de lucha contra el blanqueo de capitales, conocida como Directiva 2015/849 y en la 5a directiva de 30 de mayo de 2018, la Directiva 2018/843.

¿El procedimiento KYC es sistemático?

Sí, el KYC debe ser sistemático para permitir identificar a los titulares de una cuenta desde el primer euro, independientemente de los importes de las transacciones posteriores.

¿Por qué es necesario el procedimiento KYC? 

Evidentemente, la respuesta rápida y obvia es que se trata de una obligación legal.  El KYC es ante todo un procedimiento de seguridad. Por extensión, permite a todos los actores del sector financiero crear un servicio seguro para empresas y particulares. Como cliente, usted está protegido ante cualquier usurpación de identidad o ante cualquier tentativa de malversación de su cuenta.

¿Se garantiza la seguridad de la información recogida? 

Para Treezor, la seguridad de esta información es una prioridad. Nuestros servidores están cifrados y se auditan periódicamente por profesionales de Seguridad de los Sistemas de Información. Para obtener más información acerca de nuestra política de privacidad, haga clic aquí.

De forma más general, el sector está sujeto al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en vigor desde el 25 de mayo de 2018. Este Reglamento garantiza la protección de sus datos personales. De este modo, la información recogida durante el procedimiento KYC sigue siendo confidencial. La única excepción se aplica a las autoridades que pueden acceder a esta información en caso de un procedimiento penal. No es posible que un particular o una empresa solicite información sobre una cuenta o su titular.

Puntos clave:

  • KYC es un procedimiento impuesto a todos los actores del sector financiero.
  • Este procedimiento garantiza la conformidad de una institución financiera con respecto a las obligaciones de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.
  • KYC garantiza la seguridad de los clientes en caso de fraude.
  • Se garantiza la seguridad de la información recogida.

¿Desea saber más sobre el procedimiento KYC de Treezor? Haga clic aquí.

¿Qué pasos hay que seguir para realizar un KYC?

Consulte todos nuestros artículos KYC en el blog de Treezor aquí.